Defensa penal y reclamaciones en el seguro de automóvil

La mayor parte de las entidades aseguradoras ofrecen una cobertura de esta naturaleza condicionada a que se contrate, también, la cobertura de responsabilidad civil suplementaria. Es así habitual que ambos seguros se contraten de manera conjunta.

Compartir...Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter1
Cobertura Jurídica

Captura de abogadodeaccidentedeauto.com

Las dos coberturas incluidas son las que a continuación señalamos. Por un lado, la defensa de la responsabilidad penal en que pudiera incurrir el conductor; y por otra, la reclamación de los daños sufridos por el asegurado o por su vehículo.

Defensa penal

Mediante la defensa de la responsabilidad penal en que pudiera incurrir el conductor del vehículo con motivo de un hecho de la circulación, el asegurador garantiza al asegurado o al conductor autorizado, la asistencia jurídica en los procedimientos judiciales de naturaleza penal que se siguiesen en su contra con motivo de un accidente de tráfico.

La compañía de seguros se hará cargo de los gastos judiciales y extrajudiciales que ocasionara la defensa del asegurado o del conductor.

Esta cobertura puede incluir la constitución de finanzas para garantizar la libertad provisional y el pago de las responsabilidades pecuniarias que le fueran exigidas en tales procesos, con el límite de las cantidades estipuladas en la póliza y con excepción de aquellas que se considerasen penas personales (por ejemplo, las multas).

Reclamación de los daños

Mediante la reclamación de los daños sufridos por el asegurado o por su vehículo, como consecuencia de un accidente de circulación, el asegurador se obliga a cubrir la reclamación de daños y perjuicios directos que formulasen el asegurado, sus familiares o asalariados o el conductor, frente al tercero responsable de un accidente de tráfico, estando el vehículo asegurado en circulación o parado.

También pueden quedar cubiertas las reclamaciones de los daños y perjuicios sufridos por el tomador-asegurado, en su calidad de peatón o de pasajero de cualquier vehículo, frente al responsable de un accidente de circulación.

Prestaciones

Esta cobertura también incluye las siguientes prestaciones: las gestiones y trámites por vía amistosa para conseguir el resarcimiento de los daños y de los perjuicios ocasionados.

Asimismo, la asistencia y defensa jurídica en cualquier clase de procedimiento emprendido para la reclamación de los daños, cuando no se hubiera conseguido su resarcimiento por vía amistosa.

Algunos aseguradores se comprometen, incluso, a anticipar el importe reclamado, uan vez que se ha obtenido la conformidad de su pago por parte del culpable, con unos límites determinados por la póliza.

Leave a Reply

Your email address will not be published.