Convierte tu coche en un vehículo histórico

Compartir...Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Actualmente, abundan los coches que superan las dos décadas de edad. Pero no todos sus dueños saben que esto puede jugar a su favor. Matricular nuestro coche como vehículo histórico puede reportarnos varios beneficios, pero también debemos cumplir determinados requisitos y realizar algunos trámites.

¿Tienes un coche histórico?

¿Tienes un coche histórico?

Conozcamos aquello que debemos saber antes de convertir nuestro automóvil en un coche histórico.

¿Qué requisitos debemos cumplir para poseer un coche histórico?

Según el Real Decreto 1247/95 del 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos, se consideran vehículos históricos aquellos que cuenten con una antigüedad mínima de 25 años sin haber sido modificados. Además, deben estar incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o haber sido declarados bienes de interés cultural. Además, aquellos coches considerados de colección, debido a su singularidad, también podrán incorporarse al régimen de vehículos históricos.

Como ya hemos comentado, debemos llevar a cabo una serie de trámites que corresponden a la aportación de un documento oficial que confirme la identidad y domicilio del dueño del automóvil;  la acreditación correspondiente de la propiedad del vehículo y de su inclusión en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o, si es el caso, de su declaración como bien de interés cultural.

También es necesaria la presentación de un informe de inspección de un laboratorio que avale su condición de histórico; la resolución favorable de la consejería de industria de la comunidad y una tarjeta de inspección técnica en la que conste su matriculación como vehículo histórico.

Beneficios de poseer un coche histórico

Si contamos con un vehículo histórico, estaríamos exentos de abonar el impuesto municipal de circulación, aunque pueden existir excepciones.

Además, podríamos realizar las inspecciones obligatorias con menor frecuencia, dependiendo de las características de nuestro coche.

También estaríamos fuera de las nuevas legislaciones que controlan, por ejemplo, las emisiones de gases. Y podríamos contratar pólizas de seguros más económicas.

Y después de todo esto ¿te animas a convertir tu coche en un vehículo histórico?
Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!