Guía sobre los convenios de seguros de Daños Materiales

Compartir...Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Cada año se producen miles de accidentes con millones de vehículos accidentados. El trabajo de gestionar tantos números de siniestros, supone invertir muchísimo tiempo de profesionales del sector. En España existen los Convenios de indemnización directa (CIDE/ASCIDE) que gestionan estos sucesos de la forma más eficaz y acelerada posible.

¿Cómo funcionan los Convenios por Daños Materiales?

¿Cómo funcionan los Convenios por Daños Materiales?

¿Qué es un convenio de Daños Materiales?

El convenio entre las compañías aseguradoras en vehículos de Daños Materiales, se implantó en España en 1988. Su objetivo es que, en caso de accidente en circulación por colisión de cualquier automóvil, se agilicen los pagos y las liquidaciones de los respectivos daños causados.

La finalidad de este sistema es la indemnización al momento del asegurado que no ha sido responsable del siniestro ocasionado. Este sistema simplifica, de manera importante, todos los trámites que las aseguradoras realizan ante estos siniestros.

Pero atención, este sistema solo se aplica cuando se produce un accidente de circulación en el que dos coche colisionan directamente. Quedan excluidos de la aplicación del Convenio de Daños Materiales aquellos vehículos que hayan sufrido daños y no sean por colisión directa, cuando en el accidente intervienen más casino online de dos vehículos, los daños que hayan sufrido los conductores y los daños materiales que no se hayan originado en el accidente por colisión.

¿Cómo funcionan estos convenios?

Antes de la aparición y creación de estos convenios, cada conductor siniestrado debía realizar un parte a la compañía aseguradora y hasta que esta información no llegara a las dos aseguradoras (la de cada uno de los siniestrados en el accidente), no se podía tramitar ningún pago. Además, había que averiguar quién fue el responsable del accidente, antes o después de reparar los daños del vehículo, para así las aseguradora valoraran cuál iba a ser la cantidad a pagar del responsable.

Esto se traduce en unos tres o cuatro meses de espera después de que se produjera el accidente.

Gracias a estos convenios, todo se traduce en un beneficio para el cliente, en tiempo, en dinero, en su bienestar y preocupación… Una vez que se comunica el accidente a la compañía aseguradora, se pone en marcha la reparación del vehículo, y luego amabas compañías se “ayudan” entre ellas para calcular la cantidad que se abonará por el siniestro.

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!