Indemnización en caso de un coche siniestro total

Compartir...Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Un coche siniestro total es la pesadilla de todo propietario de vehículo que se precie, sobre todo si no hace mucho tiempo que salió del concesionario. Sin embargo, y aunque esperamos no vernos en esa situación, hay que estar bien informado por lo que pueda pasar.

Indemnización en caso de que tu coche sea declarado siniestro

Indemnización en caso de que tu coche sea declarado siniestro

Mucho se ha hablado de pagar la prima del seguro o no en caso de siniestro, pero poco sobre la indemnización a percibir y todo lo que entraña este proceso. Vamos a conocer todos los detalles.

Indemnización a percibir en caso de un coche siniestro total

Lo primero que debemos tener claro es que el vehículo tiene que estar asegurado porque de lo contrario no tendremos derecho a indemnización (salvo excepciones, como que el culpable sea otro).

Una vez sabido esto, es importante conocer que la cantidad que percibiremos como indemnización dependerá de la antigüedad del coche y del valor  de indemnización que figure en la póliza.

El valor de indemnización puede ser:

  • Valor venal: precio por el que se hubiera vendido el coche justo antes del accidente, sin tener en cuenta el kilometraje ni su estado, solo sus características. Es la opción más común.
  • Valor de mercado: precio por el que un tercero hubiese estado dispuesto a pagar antes del accidente, con el kilometraje, su estado y sus características.
  • Valor a nuevo: precio del coche cuando se compró. Esto solo suele darse durante los dos primeros años de vida del vehículo.
  • Valor venal mejorado: el precio estipulado por el valor venal más una suma que determine cada compañía según sus criterios.

Si no se está de acuerdo con la indemnización

Es posible que la aseguradora nos ofrezca una cantidad que consideremos insuficiente. Los desacuerdos se producen cuando la reparación cuesta algo más que el valor venal del coche. Por ejemplo, si su valor venal es de 4.000 euros y la reparación es de 4.500 las compañías prefieren pagar el siniestro y ahorrarse la diferencia. Sin embargo, no tenemos obligación de aceptarlo.

Si el coste de la reparación supera entre el 20 y el 40 % del valor venal, tenemos derecho a exigir que nos indemnicen con la cuantía denominada como valor de afección. Ese porcentaje extra cubriría la reparación ya que va de acuerdo con lo estipulado en el artículo 1.902 del Código Civil. El importe corresponde a que, dado las características del vehículo, sería imposible para el propietario encontrar uno similar en el mercado por el precio del valor venal.

Siempre se puede consultar un abogado especialista en el tema para que nos asesore (los seguros suelen incluir la protección jurídica).

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!