Lo que no cubre el seguro del coche

Todos los que tenéis un coche sabéis de la importancia de tener un seguro que cubra los posibles daños en caso de que haya una avería o un siniestro, además, en España es obligatorio.

Lo que no cubre el seguro del coche

Los accidentes de tráfico causados por el alcohol son uno de los motivos por los que las compañías no cubren los gastos de la incidencia

 

Como bien conocéis, al tener un coche podéis  elegir un seguro a todo riesgo (cubre daños propios y a terceros) o un seguro a terceros (más económico, cubre la responsabilidad civil y es obligatorio). Pero como en todos los seguros, existen ciertos límites que el seguro no cubre. Por tanto es interesante sabes lo que no cubre el seguro del coche

Conducir en estado de embriaguez

Un porcentaje de los incidentes no son cubiertos por el seguro. Por ejemplo, si se conduce bajo los efectos del alcohol y se da positivo en el control de alcoholemia, obviamente también bajo la influencia de las drogas. Por lo que, en estos casos, las compañías no asumen ningún tipo de responsabilidad, ya que el conductor ya debe saber los riesgos a los que se enfrenta al conducir bebido.

Por lo que, el asegurado deberá responder de los daños y las indemnizaciones, incluso en caso de que haya heridos o muertos. El Consorcio de Compensación de Seguros pagará el importe, pero más tarde lo reclamará vía judicial.

El Consorcio de Compensación de Seguros tiene como objetivo ayudar en los intereses de los perjudicados cuando se producen accidentes que no los cubren los seguros privados. Pero este tipo de responsabilidades recaerán sobre el asegurado.

Otras excepciones

Otros casos que no son cubiertos por el seguro, por resultar ilegales, son las siguientes:

  • En caso de fraude, es decir, cuando se cree que el acto se ha cometido con el objetivo de obtener un beneficio por parte del propio asegurado. Las aseguradores sospechan mucho si el coche se choca contra un familiar (pensando que es algo premeditado para estafar al seguro) o contra un vecino o compañero de trabajo.
  • Si hay exceso de carga o de pasajeros en el coche según determina la homologación.
  • Si se incumplen las normas de seguridad del coche.
  • Si se ha cumplido el plazo para pasar la ITV. Ya que, si el siniestro es a causa de un mal mantenimiento o estado del vehículo, la aseguradora podría negarse a cubrir los daños.
  • Si se participa en carreras ilegales o pruebas en circuito.
  • Si se embarca el coche en un barco y este se hunde.
  • El seguro (independientemente de ser a todo riesgo o a terceros) no cubrirá los daños causados por catástrofes naturales como inundaciones, tsunamis, terremotos… De esto se encarga el Consorcio de Seguros.
  • Actos como manifestaciones, huelgas…
  • Si una persona menor de 25 años o lleva menos de dos años con carnet  (por ejemplo, el hijo del asegurado) tiene un accidente de coche sin estar su nombre en la póliza. En estas situaciones, normalmente las compañías no cubren los daños causados a terceros, y en caso de sí pagarlos, el asegurado tendrá que correr con los gastos de la parte proporcional al incremento de la póliza que supondría añadir a esa persona en el seguro.

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!