Seguros a todo riesgo: conceptos y consejos

Para adquirir un buen seguro a todo riesgo, es preciso conocer a fondo la terminología en los que estos planes de protección se encuentran planteados.

De otra manera, si bien existen muchas alternativas en el mercado con relación a este tipo de pólizas, lo cierto es que no se podrá efectuar la mejor elección de acuerdo a nuestros particulares requerimientos.

De este modo a continuación comentaremos algunos conceptos y consejos para elegir el mejor seguro a todo riesgo y en específico con relación a los seguros a todo riesgo para coche, puesto que son uno de los más solicitados por el público.

Protección oportuna

Dos aspectos resultan capitales con respecto a los seguros a todo riesgo para automóviles. El primero es el de la protección patrimonial para daños que dicho seguro se encargue de brindar. Por otra parte, el segundo, corresponde a la asistencia jurídica que esta misma firma proporcione al asegurado.

En el caso de la protección patrimonial para daños, se trata de una acción indemnizatoria que recibe el dueño del coche para resarcir los daños que ha sufrido en un accidente. Esta posibilidad de cobertura es valida a lo largo de la vigencia convenida en el contrato de la póliza.

La asistencia jurídica de una firma aseguradora consiste en la asignación de un abogado para que asesore al cliente en cualquier proceso de orden penal en el que se vea inmiscuido debido a un accidente vehicular, en especial si se resultan personas heridas o fallecidas.

Para tener en cuenta

Es importante recordar que, para acceder sin problemas a todos estos beneficios, hay mantenerse al corriente en los pagos de las primas. De no proceder en ese sentido, se corre el riesgo de quedarse sin las coberturas contratadas y además, de sufrir las consecuencias de un accidente no poder efectuar ningún tipo de reclamo.

Además, no todos los coches pueden ser asegurados. Muchas aseguradoras coinciden en que, coches con más de quince años de uso, o con escasa representación en ese país no alcanzan aseguramiento.

Y es que este tipo de vehículos, en el caso de sufrir un accidente, no es sencillo conseguir las refacciones que necesita, por no mencionar los altos gastos de compostura que implicaría. En estas circunstancias lo que puede hacer el propietario de uno de estos vehículos es contratar un seguro de responsabilidad civil y así, cubrir los posibles daños provocados a terceras personas.

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!